El símbolo del bisonte y su significado

El bisonte, un gran mamífero perteneciente a la familia Bovid, tiene una estructura física particular, con la parte delantera del cuerpo más desarrollada que la trasera. Con su cabeza redondeada envuelta en un grueso pelo oscuro, y pequeños cuernos curvados hacia arriba, este animal se caracteriza por una joroba muy pronunciada y de gran tamaño.

Una vez difundido a millones de ejemplares en las praderas de América del Norte, con la llegada de los colonizadores europeos, el bisonte vio, por desgracia, de manera muy sensata, disminuir el número de su especie. De hecho, comenzó una caza despiadada de este animal, una caza que vio a los indios privados no sólo de una importante fuente de sustento, sino también de todo lo que necesitaban para su supervivencia, como pieles calientes para los meses de invierno, tendones para la producción de arcos para la caza y la lucha, huesos para la construcción de diferentes tipos de herramientas.

Incluido en las listas de especies en peligro de extinción, el bisonte está actualmente estrictamente protegido en los parques nacionales de los Estados Unidos y el Canadá.

El símbolo del bisonte y su significado

La provisión de alimentos y protección, gratitud, abundancia, pero también consistencia, fuerza, estabilidad, bendición y prosperidad. El bisonte es el símbolo por excelencia de la fuerza sobrenatural, de la llamada al Todo, de la estrecha conexión existente entre todos los seres vivos que viven en simbiosis unos con otros, en una naturaleza que hace respetar su lema. Simbología, ésta, que «exuda» del mismo aspecto externo de este animal, atrayendo inmediatamente la atención por su estructura masiva, que comunica solidez, vigor, poder.

El bisonte es el tótem animal por excelencia de los nativos americanos, que solían representar a la divinidad absoluta (el Gran Espíritu) con un bisonte blanco, también llamado Wakan Tanka, y aún hoy, los descendientes de este pueblo tienen un profundo respeto por este animal, considerado sagrado. Y de hecho, cada signo, cada visión o sueño promanante del bisonte es interpretado seriamente según los dictados de la tradición. Los mensajes para recorrer el camino correcto, o para encontrarlo de nuevo, si lo has perdido, los signos mencionados, además de ser una ayuda para vivir en armonía con la Madre Tierra y con todo el Universo, «advierten» de los peligros que corres cada vez que te alejas del amor hacia lo que la vida te ofrece.

Cabe señalar que incluso en China y la India, tanto la religión taoísta como la budista consideran que este animal es emblemático de una gran fuerza interior, pero también de la determinación de perseguir y lograr un determinado objetivo.

Wakan tanka: el profundo simbolismo

Hemos considerado ahora el fuerte simbolismo ligado a la imagen del bisonte, y la sacralidad con que está imbuido el del Búfalo Blanco, el Wakan Tanka, cuyas señales fueron escuchadas y respetadas, debido a parte del conocimiento y «espionaje» de los peligros.

La aparición de un búfalo blanco como resultado de los ritos u oraciones, tanto personales como de toda la tribu, se interpretaba como el cumplimiento de sus propias peticiones: Gran Espíritu o Dios Supremo que apoyaba a los nativos americanos en su vida diaria, el búfalo sagrado infligía un castigo, si era necesario, pero también daba su propia vida para permitirles sobrevivir.

La sacralidad de Wakan Tanka todavía acompaña a las generaciones descendientes de los nativos americanos hoy en día, porque está enraizada en la conciencia, en el alma, en los sueños y las excursiones, un «signo», esto, de la continua asistencia de este animal.

El mensaje que lleva Wakan Tanka es muy profundo: respetar la vida significa seguir los ciclos de la naturaleza y estar en armonía con ella, estar agradecido, tomar en gran consideración lo que se ha recibido y no desperdiciarlo. Partiendo del supuesto de una estrecha conexión con otras criaturas, el bisonte te invita a pensar antes de actuar, a verificar si tus decisiones pueden dañar otras vidas, porque al dañarlas te dañas a ti mismo, al igual que al matar a la naturaleza, no sólo matas a tu propia persona y a tu gente, sino también a otros grupos étnicos.

Como cuenta una leyenda nativa americana, el bisonte se asocia con la pipa sagrada, el tabaco y el humo, que dan poder al tótem sagrado: un día apareció un bisonte blanco hembra, distribuyendo su sabiduría, pero sobre todo su conocimiento del universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *