Marte: símbología y significados del planeta rojo en la astrología.

Marte, que es el cuarto planeta del Sistema Solar, siempre ha despertado gran interés y asombro entre los habitantes de la Tierra. Su nombre se remonta a los tiempos de los antiguos romanos, quienes, inspirados por el dios griego de la guerra Ares, acuñaron el Marte en latín. Conocido como el planeta rojo, hizo una revolución alrededor del sol en poco menos de dos años. Las asociaciones e influencias de Marte en la astrología son considerables y merecen una atención especial. Nos ocuparemos de ellos en esta guía práctica, donde analizaremos la red de símbolos y significados que se tejen alrededor de este planeta.

Marte en la antigüedad

El color rojo de Marte ha sido un factor decisivo en la construcción del simbolismo del planeta desde la antigüedad. Ya para los griegos, y más aún para los romanos, era la deidad de las batallas y las artes marciales. Los romanos sobre todo dieron gran importancia a este planeta-dios, al que, según su calendario, dedicaron el primer mes del año, marzo, que coincide con el período del equinoccio de primavera. Muchas fueron las cualidades positivas asociadas con Marte, incluyendo la masculinidad, la actividad, la fisicalidad, la impetuosidad, el entusiasmo, la vitalidad, la pasión, la agresividad, la aspiración a la victoria y la determinación en la búsqueda de sus objetivos.

Muchas fueron también las fiestas celebradas en honor a esta divinidad, que junto con Júpiter se colocó en el envío de todo el estado romano. De hecho, la leyenda dice que el fundador de Roma, Rómulo, era el hijo de este dios. Se comprende, por lo tanto, el carácter divino y la influencia que ejerció sobre la ciudad, nacida con la bendición e intervención directa de los dioses.

Hijo de Júpiter y de la diosa Madre Tellus, Marte no sólo era el dios guerrero, sino también el dios de la fertilidad, la naturaleza, el rayo, el trueno y la lluvia. Tenía un papel de guía para los hombres y sus asuntos terrenales, que más tarde se incorporó a la función más general de los dioses de la guerra y el combate. También se le confiaron las actividades agrícolas, que comenzaron durante la temporada de primavera, al igual que las batallas. Punto de referencia para los jóvenes romanos, les inspiró la virtud y la fuerza viril necesarias para el éxito en la práctica militar.

Marte en el sistema estelar

La mitología griega y romana encontró en la astrología un terreno fértil donde echar raíces. Muchas de las antiguas creencias y leyendas se han conservado intactas hasta hoy, trayendo consigo su aparato simbólico. Más allá del primer significado que asocia al planeta con la guerra, hay que destacar que esta cualidad del planeta no era una exaltación de la violencia, sino de la combatividad y la fuerza de voluntad para luchar por los propios ideales o necesidades.

A la luz de su posición en el calendario romano, este planeta también representa momentos de renacimiento y nuevo comienzo. Si con el signo zodiacal de Aries simboliza la primavera y por lo tanto la vida, en los últimos días cuando gobierna en el signo de Escorpio simboliza la retirada y la represión. En una visión más amplia, Marte representa el ciclo de la vida y la muerte, la alternancia entre las fuerzas reproductivas y el final de un período.

En el orden de las estrellas, Marte es considerado junto con Saturno y Júpiter un planeta superior. Esta definición es comprensible a la luz de la proximidad de la estrella al sol. Mercurio, Venus y la Luna se consideran estrellas inferiores que influyen en las cosas inmediatas. Marte, por el contrario, es una estrella superior cuya influencia tiene un efecto duradero y se manifiesta a un ritmo más lento. Su función sería dar vigor, proteger contra los daños físicos, vigilar las guerras y su resultado, y ocuparse de todo lo que está a punto de terminar o se convierte en un cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *