Símbología y significado del planeta neptuno

Descubierto el 23 de septiembre de 1846 y situado entre Urano y Plutón, Neptuno es uno de los llamados planetas modernos. ¿Qué los hace diferentes de los antiguos? La antigua astronomía contemplaba sólo siete planetas, visibles a simple vista. El más lejano era Saturno. Con la invención del telescopio, se inauguró la astronomía moderna. De hecho, nuevos avistamientos han comenzado en la infinidad de la bóveda celeste. Cada planeta, como sabemos, vincula su nombre a una fuerte cultura y tradición mitológica. También está cargada de valores e influencias astrológicas atribuidas a su posición y características específicas. El objeto de este artículo serán precisamente los símbolos y significados de Neptuno. Curioso y apasionado por las estrellas, ha venido al lugar correcto.

El origen del nombre de neptuno

Con su profundo color azul, Neptuno debe su nombre al dios romano del mar, llamado Poseidón en la versión griega. Su símbolo es un tridente, que la diosa bifurcó como expresión de su poder. Según la leyenda, Saturno, el padre de los dioses, dividió el mundo entre sus tres hijos. Confió el cielo a Júpiter, el inframundo al Hades y los mares a Neptuno. Pero Neptuno, con su naturaleza impulsiva y soberbia, aspiraba a extender su dominio también sobre el continente, que compartía con sus hermanos. ¿Cómo determinó su legendario personaje la simbología de este planeta?

Neptuno como un espejo de la psique

El poder de Neptuno es algo impredecible. Con su horquilla puede hacer que el mar y la tierra tiemblen repentinamente. Protege o se traga las islas y los marineros, y su trabajo es tan indescifrable que está relacionado con la Psique. Su mundo, después de todo, está hecho de agua, materia esquiva, con límites iridiscentes e indefinidos.

No sólo la conexión con la divinidad, sino también la posición del planeta contribuye a reforzar este vínculo simbólico con el inconsciente. Neptuno se encuentra, de hecho, entre el mundo conocido de la astronomía antigua y el mundo desconocido más allá de Saturno. Si el primero es un reflejo del espacio físico y concreto, el segundo representa el ingobernable y esquivo «yo» con mil facetas.

Sin embargo, así como Neptuno descendió a los profundos abismos del mar, su influencia es una invitación a investigar las profundidades del alma. La misión es descubrir sus sentimientos y tomar conciencia de ellos. Amor, dolor, belleza, sensibilidad: Neptuno simboliza la recuperación del mundo de las emociones.

Neptuno como fertilizante

Aunque era un dios despiadado y a veces irracional, no hay que olvidar que con la energía del agua de su lado, un golpe de su tridente era suficiente para hacer fluir la vida en la tierra. Por lo tanto, se convirtió en un símbolo de la fertilidad, la fecundidad y el matrimonio con la propia tierra.

Neptuno como sinergia entre las fuerzas

De la descripción que acabamos de hacer de Neptuno, se desprende claramente su personalidad heterogénea y cambiante. Sin embargo, sus fuerzas e instintos encuentran un punto de encuentro en su símbolo por excelencia: el mencionado tridente. La parte inferior de la horquilla tiene una cruz, un símbolo de los orígenes, las raíces y la materia de las cosas. Los tres puntos constituyen un elemento estabilizador adicional, siendo representaciones de un conjunto compuesto. Las posibles interpretaciones son las siguientes:

  • Las tres dimensiones temporales (Pasado – Presente – Futuro).
  • Los tres momentos principales que marcan la existencia (Nacimiento – Vida – Muerte)
  • Los tres componentes del ser (Cuerpo – Mente – Espíritu)

A la luz de esta densa red de símbolos y signos, Neptuno puede ser definido como el planeta de la evolución y de los grandes ritos de paso. Se asocia con sueños, utopías, viajes físicos y mentales. Es particularmente apreciado por los artistas por su naturaleza creativa que evita la racionalidad ciega. Se presta, además, a asociaciones con sentimientos de fascinación pero también de ilusión, de superación pero también de confusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *